Noticias

Uncategorized

La actividad profesional con Drones, es hoy por hoy un sector recién nacido, una actividad que aún requiere establecer unos cimientos en algunos aspectos que permitan que se convierta definitivamente en lo determinante que se prevé será en distintos ámbitos de nuestra sociedad.

Uno de esos pilares es sin duda la formación de sus profesionales. Tanto la  variabilidad de aplicaciones como el gran numero de sectores en los que se puede llegar a implantar, hace que de la diversidad profesional en el mismo será un hecho. De todos los profesionales implicado en esta estructura el papel mas importante sin ningún genero de dudas es el del piloto , y por tanto la formación de los mismos es fundamental.Captura de pantalla 2017-10-28 a las 20.34.10

El piloto es en una actividad profesional con drones el punto neurálgico de la misma. La ejecución de un trabajo con aeronaves no tripuladas debe tener en cuenta diversos aspectos: planteamiento, viabilidad, análisis de riesgo, e incluso optimización de la tarea. Pues bien, ninguno de ellos puede ser ajeno al papel del piloto.

De esta reflexión solo se puede derivar una conclusión, la formación del piloto es primordial. Debe ser meticulosa, cuidada en cada aspecto, y sobre todo, acorde a la responsabilidad del personal que se está formando.

Por desgracia en la actualidad esto no sucede. El panorama actual, y lo podemos comprobar cada día, es el surgimiento de una gran oferta de formación enfocada al sector profesional de los drones. Pero por desgracia no toda responde a los requisitos que mencionábamos.

La expectativa de ser un  sector profesional con una gran progresión en los próximos años, anima a centros de formación (no siempre vinculados a formación aeronáutica) a ofrecer una “salida profesional” segura.

Existen DOS bloques que debemos diferenciar en cuanto a formación dentro del sector drones:

1 ⁃La formación que las ATO (escuelas de vuelo autorizadas por la autoridad aeronáutica) imparten para expedir los certificados de pilotos de drone. Dichos certificados son exigibles tanto para uso profesional como para utilización lúdica en determinadas condiciones.

Básicamente consiste en una parte teórica en la que se instruye en materias aeronáuticas que en definitiva son un extracto muy resumido de la formación que recibe un piloto de aeronave tripulada para obtener su licencia. Asimismo se forma al futuro piloto de drones en el manejo practico de los mismos, realizando posteriormente una prueba de pericia.

2 ⁃La formación auxiliar que no es exigida para desarrollar la actividad profesional, pero que puede aportar un valor añadido en cuanto a conocimientos para el mismo. En este sentido distintos centros de formación realizan cursos sobre materias relacionadas con la actividad profesional de los drones. Areas como termografia o fotogrametria aérea se imparten y aportan un valor añadido a los conocimientos exigibles en un futuro trabajo con aeronaves no tripuladas.

Este panorama en lo que concierne a formación, y nuestra experiencia como empresa en el sector, así como una situación legislativa pendiente de modificaciones, nos lleva a la conclusión de que es necesario un ajuste en la normativa también en el aspecto formativo.

  •  – A nuestro modo de ver, el programa formativo exigible según la normativa actual es EXCASO, tanto en cuanto a formación practica como teórica.
  • – El grado de profundidad en los contenido (materias) que se imparten a futuros pilotos de drones en base a las horas que establece la normativa actual, imposibilita que los conocimientos que se alcanzan sean los adecuados. La formación On Line no ayuda a este requisito.
  • – El numero de horas y pruebas practicas para adquirir pericia son insuficientes para que un piloto de drones pueda desempeñar determinados trabajos.
  • – Es absolutamente necesario que sea la autoridad aeronáutica, y no las escuelas de vuelo las que realicen los exámenes para la adquisición de los certificados.
  • – La formación de piloto de drones debe contemplar la posibilidad de  incluir contenidos de indole aeronáutico que faciliten y formen al piloto para tipos de trabajo que puedan darse en un futuro como vuelo nocturno, vuelo bajo comunicación de radio etc…

Confiamos que el horizonte del panorama formativo en el sector de los drones sea equiparado al resto de la actividad aeronáutica, la cual establece  para los profesionales procedimientos rigurosos y una formación seria y sistemática que actualmente no existe en el ámbito de las aeronaves no tripuladas.

RPAS VIEW

Deja un comentario

Your email address will not be published.